viernes, 15 de julio de 2011

Tercer premio, Premio a la Alegría y la Emoción.

Paula, de Mamá de una Monita ha creado este premio y me lo ha regalado.
Muchas gracias, ahora debo contestar las preguntas asociadas, allá voy!

1.- ¿Por qué comenzaste a escribir tu blog?
Para comenzar a derribar una de mis barreras autoimpuestas.

2.- ¿Qué sería lo que más te causaría alegría y emoción en la vida?
Que mi hijo se convierta en un hombre alegre y de bien.

3.- ¿Con que sensación quedas cuando escribes tus comentarios en otros blog?
Que nuevamente parezco telegrama, me quedo con la sensación que me sinteticé demasiado, jajaja.
Cuando los leo pareciera que se está dando una conversación, entonces intervengo con frases o risas.

4.- ¿Con que sensación quedas cuando lees, los comentarios que otras mamis o papis, dejan en tu blog y por qué?
Siempre me asoma una sonrisa, me quedo con una sensación de haber compartido algo.

5.- Relata una anécdota divertida y alegre con tus hijos.
Hace como 6 meses íbamos al control médico del Manu, es cosa que le diga "Manu, hoy vamos a ir donde el tío doctor Claudio" para que él se entusiasme y se ponga obediente (le gusta ir).
Estábamos los tres con papá en la sala de espera y el Manu no paraba de decir que quería pasar a la consulta, agarraba patitas y partía a la puerta del doc. Las dos secretarias y los papás quedaban boquiabiertos con la actitud de mi pequeño hijo.
Cuando Manuelito aceptó que tenía que esperar comenzó a ser un imán de niños, los 5 ó 6 peques que ahí esperaban a otros pediatras, rodeaban a mi hijo, si Manu saltaba, ellos saltaban; si Manu se tiraba al suelo a jugar, ellos también lo hacían, jajajaja.
Esa situación nos provocó cierto orgullo y el papá se hacía responsable de esa parte de la herencia, jajaja.
También nos emocionó porque nuestro pequeño niño era capaz de generar un ambiente atractivo a otros niños y sin querer proyectamos eso en su vida, pero durante todo el período en la sala de espera no nos sacamos la sonrisa del rostro hasta estábamos medio sonrojados, llegamos a contarle a los abuelos, ellos también estaban orgullosos.

6.- Relata una anécdota que te emocionó hasta las lágrimas con tus hijos.
Chuta, reviso en memoria, pero la sinapsis no me ha dado resultados, y: o soy una madre atípica que no se emociona hasta las lágrimas, o soy una madre insensible. Ups!
He tenido muchos momentos que me emocionan, son principalmente sus logros,  cada vez que él descubre que puede hacer algo que lo hace más grande, o cuando tiene gestos de amor hacia mi madre o hacia mi abuelo (que ayer estuvo de cumpleaños, 87), o cuando canta mientras juega.

Hay una mamá que tiene un Don en sus manos y que estoy segura que con ello viaja Alegría y Emociona a quien lo recibe. Son hermosos trabajos que embellecen a los hijos e hijas.
Entrego este premio a La mamá de Patricia, del blog http://lamamadepatricia.blogspot.com
Recíbelo con cariño.

3 comentarios:

  1. JAjAjA!, si que tuviste trabajo éste día recogiendo premios. ¡Muchas felicidades!, me gustaron tus respuestas, me suenan muy auténticas!.
    Como dicen en España ENHORABUENA QUAPA!

    ResponderEliminar
  2. Felicidades por el premio y por darselo a Mama de Patricia porque tienes srazón, tiene un don en sus manos. Besos

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena..Esto es un no parar...¿eh? Has tenido trabajo recogiendo premios, jajaja.
    Me alegro.

    ResponderEliminar