domingo, 20 de noviembre de 2011

Dientes... quien tiene la "culpa"?

Una de las culpas más grandes que tengo aparece cuando veo la dentadura de mi pequeño hijo. Justo en la zona superior que se acerca a la encía de sus cuatro dientes frontales superiores tiene una línea café que parece suciedad, pero es una mancha que me entristece y preocupa.

Ningún médico me advirtió que tanto jarabe, tanta bendita gota, tanto inhanador de diversos tipos, tanto polvito disuelto en que se yó que cosa, provocaba lo que provocó en los dientes y muelas de mi bebé.

Cada vez que veía pequeños con sus dientecitos manchados escuchaba que era consecuencia de los anitibióticos, por lo tanto yo creí que sólo los antibioticos dejaban los dientes con ese resultado.

Cuándo estábamos en el cumpleaños N° 3 del Manu pude conversar un ratito con la polola de mi primo, ella es estudiante de odontología, es una chica super amorosa que está en su últmo año de carrera,  le conté que hacía poco Manuelito había tenido que ir al dentista.

Fue ella la que me dijo que abolutamente todo medicamento que le administramos a mi Manu le provocó una agresión en la dentadura y que por consiguiente requería mayor frecuencia en el lavao y un lavado de mucha calidad. Me dijo que ella siempre entrega este tipo de información en las clínicas que hace en sus prácticas en los consultorios periféricos como parte de la educación a la población que debe realizar como profesional de la salud... pero a mi nadie me dijo, me sentí tan ignorante, tan irresponsable, tan inconsecuente que tenía mezcladas la rabia, la pena y la culpa.

Lo peor es que me dijo que todo eso pude haberlo evitado, todo, todo, todo, las manchas, el deterioro, la silla del dentista y la traumante experiencia.

Afortunadametne Manu ya tuvo su tratamiento dental, costó sudor y lágrimas, entiéndase literalmente.

Ahora nos preocupamos con otros ojos de sus dientecitos, y lo mejor de todo, es que estos son de leche y en unos 3 a 4 años más los mudará por otros definitivos, que espero sean mucho mejores y que le duren muchísimos años.

3 comentarios:

  1. Pamela:
    No sabes cuanto lamento lo que han pasado.
    Pero no te sientas ignorante, no eres la única...
    Lo bueno es que eres una mamá preocupada que supo darse cuenta a tiempo del problema de la dentadura de tu hijo y que puso atajo (aunque con sudor y lágrimas) y de ahora en adelante enfatizará los cuidados de sus dientes.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Vaya, pues yo no tenia ni idea que los medicamentos estropeen la dentadura¡
    Tu no tienes la culpa, no te sientas culpable.
    besos.

    ResponderEliminar
  3. Paula, yo quería hacerle una revisión preventiva y mira el pastelito... buuu... Estamos lavando harto los Gigos como dice una amiga.

    Annie, si yo juraba que solo los antibióticos "manchaban" los dientes. Una se entera de la forma menos deseada.

    Saludos chicas.

    ResponderEliminar