sábado, 10 de diciembre de 2011

Al aire libre

Uno de estos domingos fuimos a almorzar mariscos a un restaurante típico ubicado en una localidad que queda bastante cerca, que cuenta con muchos restaurantes pequeños y mucha playa.

Como Manu no es de los nños que se acerque con mucha soltura a los nuevos alimentos, entonces me encargué de llevarle unas corbatitas tricolor (fideos), ensalada de tomates, naranja, cerezas, níspero, galletas y jugo; un buen arsenal por si alguno fallaba.

Nosotros disfrutamos de unas empanadas de mariscos y luego de un plato americano que tenía: salmón, piures, jibia, picoroco, papas mayo, loco, carapacho (jaiba), colitas de camarón, machas y al centro una gran porción de choritos con cebolla... uh, como para repetirlo estaba de miedo como dice mi madre, o sea muy rico.

Luego nos fuimos a la playa, ahí Manu jugó... costó que se sacara los zapatos, lo intentamos pero no lo conseguimos.
Papá lo llamaba a la orilla de la playa, pero su llegada se aullentaba cuando venían las olas, jaja corría con una cara de pillín que daba gusto ver como disfrutaba.

No encontró nada más entrtenido que tomar un puñado de arena, correr hacia el mar, lanzarlo al agua y salir corriendo.
A todos nos hizo muy bien desconectarnos de nuestras tareas... y si, porque el fin de semana nos toca mucho trabajo en casa... relajarnos, empaparnos de aire salino, mirar como juegan los niños y tomar sol. 

Antes de volver a casa nos tomamos un helado y claro no nos habíamos servido postre, jejeje. En casa todos caimos a la ducha en procesión, aún nos quedaba mucha tarde porque habíamos salido bien temprano, así que fue día completo.Con toda seguridad será un panorama que se va a repetir.

6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Qué día tan completo. Mar y niños estupenda combinación.
    De la comida no te digo nada, porque la mayor parte de los alimentos que nombras no los había oído en mi vida jajajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Qué bien nos vienen estas salidas, verdad?
    Me alegro de que disfrutáseis tanto y sobre todo el peque.
    Aunque algunas cosas no se lo que son la comida tenía una pinta...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pamela:
    Que rico arrancarse de la rutina y disfrutar de buena comida, playita y aires frescos, todo convinado para pasarlo estupendo!!!.
    Ojalá lo repitan ¡bien a menudo!.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Paula, oh si, día completo, ahora quiere puro volver a la playa.

    Carol, yo también quiero volver, por mi tomara el desayuno, el almuerzo y la once allá, jiji.

    Paula y Carol:
    De la comida a ver un vocabulario más neutro: salmón (pescado), jibia (calamar o sepia gigante), picoroco (parecido al percebe), papas mayo (papas aliñadas con mayonesa), jaiba (cangrejo), camarón (gamba), chorito (espcie de mejillón), piure, loco, machas (solo en estas costas). Uf, me agoté, je.

    Annie, un paseo para repetir.

    Pauli, esa playa nos queda casi tan cerca como a ti la tuya... y vamos tarde mal y nunca... no puede ser! je.

    Saludos chicas.

    ResponderEliminar