martes, 29 de noviembre de 2011

Ondiama !!!!!

Mi amiga Paula del blog La Mamá de una Monita me ha regalado un duende y el perla se ha escondido en alguna parte del blog y me ha costado encotrarlo.

Hoy le divisé la punta de una oreja, estaba detrás del reloj comiendo una pan holandés que encontró en mi blog Mi mesa del Pellejo.

Lo he tomado y hoy lo cuelgo en la vitrina para que salude a sus visitantes.

Una condición para colgar al duende es nombrar una palabra que me guste. Hay hartas palabras que me gustan y muchas otras que definitivamente no. Pero últimamente me gusta una palabra que inventó mi hijo y que la usa para saludar y despedirse.

Buscando en San Google descubrí que hay un caballo que tiene de nombre esta misma palabra, así que alguien ya la había pensado, jeje.

Cuando me despido después del almuerzo me dice (entre otras despedidas) "ONDIAMAAAAA!"

Ya estamos incorporando estas palabra a las propias de esta familia, la usamos tanto para decir Hola, como para decir Chao.

La amiga que quiera el duende que lo atrape y se lo lleve.

Chicas, ONDIAMAAAAAA!!!!

sábado, 26 de noviembre de 2011

En el sillón del dentista.

A la semana siguiente del diagnóstico que realizó la dentista, tuvimos nuestra primera sesión. La idea era comenzar por lo más suave para no crear impacto en el niño. Ella le sellaría los molares sanos, luego las fisuras que eran dos, ahí requeriría un poco de máquina; para terminar con la caries que era pequeña, por suerte.

En total fueron 3 sesiones, procedo a realziar un resumen de las tres:

Primera sesión:
Manuelito se sentó en el sillón con bastante negación, yo a los pies y como pudo la dentista y su asistente sellaron un molar. Fue muy difícil.
Manu salió de ahí nuevamente mojado desde la cabeza a los pies, coloradito de tanto llorar. Pero estaba  más bien asustado por las luces que siempre le han molestado, fueron solo unas pastitas y luces.

La dentista creyó que yo desistiriía de las visitas posteriores, pero yo estaba decidida, si no lo hacíamos esta vez luego podríamos llegar a una anestesia general para una endodoncia y eso definitivamente no lo quería.

Luego tuvimos que cancelar horas y aplazar sesiones porque el Manu se resfrió y debía estar bien para poder realizar el tratamiento.

Segunda sesión:
Habían pasado unas dos semanas desde la vez anterior, esta vez nos sentamos los dos en el sillón, él sobre mis piernas. Fue fatal, una muy mala experiencia, apenas la dentista pudo trabajar en una pieza dental con la ayuda de su asistente.
Yo terminé absolutamente cansada, fue un trabajo más duro que toda una tarde de gimnasio, quedé estilando en sudor cual sauna. Intentamos calmar a Manuelito, pero no lo conseguimos. Cuando salimos de la consulta el Manu se tranquilizó inmediatamente, solo me pedía tenerlo en brazos.

Todo el camino de regreso le conversé que la tía doctora de los dientes estaba limpiándolos porque estaban sucios y con eso estarían sanitos, que si él abría mucho su boca la tía doctora terminaba muy rápido, pero si él la cerraba la tía doctora se demoraba muuuucho.


Tercera sesión:
Habían pasado 2 días y nos correspondía volver, esta vez antes de salir de la casa le di una dosis de Prodel (clorfenamina), el antihistamínico indicado por su pediatra, para poder mantener su nariz más despejada, ya que tanto llanto lo congestionaba. Hablamos tanto con él, siempre en positivo, que iba tranquilo. Entramos al box de atención y antes de sentarse a la silla él le abrió la boca a la dentista, quedamos nosotras boquiabiertas con el gesto!.
Nos sentamos los dos igual que la vez anterior, esta vez nos tomamos de las manos, él giró su cabeza hacia la dentista y abrió la boca; ninguna de las dos podía creer lo que estábamos viendo, pero guardamos silencio para no cortar el ambiente.
Estábamos bendecidos, la dentista pudo trabajar 6 piezas, Manu sólo lloró un poquito al final porque ya estaba cansado, pero había que terminar.

Cuando terminaron ella le regaló un stiker que él, mismo eligió y le regaló una gran sonrisa.






 
Ahora queda poder sar un baño de flouor o algo así que no recuerdo bien el nombre para sus dientes frontales, que por suerte están solo manchados.

Tengo un hijo maravilloso, capaz de sobreponerse a sus experiencias traumáticas. Lo adoro y lo admiro.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Jueves trovero.

Mi padre era un tanto sicodélico en temas de música, además le gustaban los nombres en inglés y a todos sus hijos (que fueron 6 en total) nos plantó con uno de aquellos. A mí me tocó este.

Es primera vez en mis 40 años que leo la traducción de esta canción. Después de una noche difícil, de una mañana con problemas (hoy en martes) ahora estoy más sensible y se me caen las lágrimas, el primer video va subtitulado en español.

Va un bonus con una presentación en vivo del año 2007, con una regia orquesta.


BARRY RYAN
Eloise

BARRY RYAN
Eloise

Every night I'm there,
I'm always there, she knows I'm there,
and heaven knows, I hope she goes.
I find it hard to realize that love was in her eyes,
it's dying now, she knows I'm crying now,
And every night I'm there, I break my heart to please
Eloise, Eloise.
You know I'm on my knees, yeah, I said please.
You're all I want so hear my prayer, my prayer.

My Eloise is like the stars that please the night,
the sun that makes the day, that lights the way.
And when my star goes by, I'll hold it in my hands and cry,
her love is mine, my sun will shine.
Every night I'm there I break my heart to please
Eloise, Eloise.

You're all I want, you gotta hear my prayer.

My Eloise, I'd love to please her,
I'd love to care, but she's not there.
And when I find you, I'd be so kind,
you'd want to stay, I know you'd stay.

And as the days grow old, the nights grow cold,
I want to hold her near to me, I know she's dear to me.
And only time can tell and take away this lonely hell,
I'm on my knees to Eloise.
And every night I'm there, I break my heart to please
Eloise, Eloise.
You are my life so hear my prayer.
You are the price, I know you're there.
You're all I want so hear my prayer.
You're all I need and I'm not there,
you know I'm not there.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Diagnóstico dental

Cuando programé la hora al dentista pedí que lo atendiera una odontopediatra que me vió a mí (en caso especial) cuando estaba embarazada, que se me haya caido una tapadura cuando estaba con un embarazo super avanzado! y bueno ella me atendió días antes que naciera Manuel.

Días antes estuve buscando en internet dibujos para colorear de niños en el dentista, muelas felices, cepillos de dientes felices y cosillas por el estilo. Manu como que no me entendia mucho, pero ya empezó a reconocer algunos términos y la "tía doctora de lso dientes" ya era uno de ellos.

En cuanto nos vió nos saludó con harto afecto, debe ser algo propio de las personas que atienden niños, tiene que ofrecer confianza.

Manuelito se sentó en ese tremendo sillón con algo de temor, pero accedió, hasta que la doctora encendió la luz uf!... Él tiene una sesibilidad bastante marcada con la luz así es que ya no era de su agrado estar ahí. Pero en definitiva se pudo hacer el diagnóstico.

Me ubiqué a los pies del sillón tomando las manos de mi pequeñito, mientras él me miraba como podía, no dejé de hablarle y decirle que se quedara tranquilito y que la tía doctora de los dientes terminaría muy pronto.

Poco a poco mi rostro de mamá compasiva comenzó a cambiar por un rostro de incredulidad, pero de incredulidad con dolor, la dentista empezó a dictar a la asistente un cuanto hay de letras y números entonces yo empecé a inquietarme.

Yo llevé a mi hijo para que me dijera que pasaba con esa mancha en sus dientes frontales, porque no la sacaba con nada. Pero resultó que esos dientes estaban sanos, no tenían caries. Sin emabargo, en los molares había una caires y dos fisuras (algo menos que caries).

Cuando Manu se levantó de la despreciada silla estaba bañado en sudor, colorado como un tomate, con sus ojos llenos de lágrimas, es que el pobre soltó el llanto y no paró más.

Había que usar la tan despreciada máquina de dentista, programamos 3 a 4 sesiones.

Cuando salimos del box de atención, las piernas me tiritaban, yo estaba realmente mal, con mucha tristeza porque le dentista no es agradable y para peor teníamos que volver varias veces más.

Mi mamá nos esperaba en la sala de estar, su rostro era casi peor que el mío, si el llando del Manu se escuchaba desde todos lados. Cuando le conté le pasó algo muy parecido a lo que me ocurrió a mí, también se sintió responsable porque ella lo ve por las tardes y sitió que debió haberlo hecho mejor.

El que estaba feliz era Manuelito, se vió en una inmensa sala de estar, ahora casi vacía y se puso a correr con los brazos abiertos como disfrutando su libertad.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Mi Rey

En una entrada anterior "De Pavo a Rey" conté que mi Manu mostraba sus dotes artísticas en el Jardín Infantil participando en los actos que preparan  en el establecimiento.

La semana pasada el colegio estaba de aniversario y desarrollaron distintas actividades, unas a nivel colegio y otras dentro de la clase del Manu (nivel medio menor).

El lunes partieron con la presentación de las alianzas (nos tocó color rosado, nadie estaba muy contento a excepción de las niñitas, jaja), también presentaronla mascota de la alizanza, que representaron con Stephanie de Lazy Town. Además se presentaron los reyes respectivos, y ahí es donde entra Manuelito, él era el rey de su alizanza acompañando a la reina.

El martes hicieron la campaña para la Teletón, en dodne cada niño entregaba la alcancía que había prearadado usando un tarro de café.

El miércoles fueron a un paseo a un Parque lejano, en donde había que llegar en un bus particular. Y bueno acá mamá y papá no firmaron el permiso, así que el Manu ni se enteró porque ese día no lo llevé al jardín. Solo iba el personal del colegio lo que significaba muchos niños y pocos adultos, porque no llevaron a ningún apoderado, como no nos confiamos optamos por no participar.

El jueves fue un día lleno de color y artes, cada niño debía llevar una polera blanca que pintaron con motivos de primavera, lo pasaron genial y mi artista hizo lo suyo, jeje.

El viernes era la jornada de cierre y durante la tarde hubo un acto en el que participamos los apoderados. Lógicamente yo me pedí la tarde, con esos permisos que una guarda para cosas importante o de energencia y ahí nos plantamos con mi madre, ambas vestidas con algunas prendas rosadas, lamentablemente papá no obtuvo permiso y solo vio los videos y fotos que tomamos.

Habían 4 alianzas, la nuestra era  la de los más pequeñitos. Cuando estábamos en las sillas en el sector asignado, Manuelito no quería estar solo y yo debí sentarlo en mis piernas. Igual agitamos el pon pon y hacíamos barra. Cuando llegó la hora del acto de variedaddes ellos bailaron el tema principal de Lazy Town...Uhh, varios niños no quisieron participar, si hasta la Stephany abandonó el escenario en la mitad de la canción; de todas formas unos 8 niñitos pasaron y bailaron.

Ya ahora voy a chochear porque debo decir que el que lo hizo más lindo fue mi hijo, pero lo digo bien siceramente. Parecía que él no más se sabía la coreografía, los demás se quedaron paraditos escuchando la música y los que estaban al lado del Manu lo seguían. Los ensayos habían resultado impecables pero a la hora de los quiubo el pánico escénico ganó.

De Rey
Este hijo mío no está ni ahí con la verguenza y eso que es algo tímido, así que lo disfrutó. Después le tocó ponerse su indumentaria de rey y salió a acompañar a su reina, yo le dije "Manu, ahora tienes que ir de rey, le das la mano a la María Paz y lo la sueltas ya?"... eso hizo, no soltó a su compañera, fue tan gentil, un caballero. Asumió su papel tan bien, que hasta saludó al público con la mano (haciendo señas) mientras entraba de la mano de su reina.

Y bueno, de las 4 alizanzas sacamos el cuarto lugar, jajajaja. Somos el curso con menos niños y la creatividad de la tía del nivel medio mayor es absolutamente formidable (primer lugar). Los peques no se dieron ni cuenta, ellos fueron reyes y eso bastaba.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Dientes... quien tiene la "culpa"?

Una de las culpas más grandes que tengo aparece cuando veo la dentadura de mi pequeño hijo. Justo en la zona superior que se acerca a la encía de sus cuatro dientes frontales superiores tiene una línea café que parece suciedad, pero es una mancha que me entristece y preocupa.

Ningún médico me advirtió que tanto jarabe, tanta bendita gota, tanto inhanador de diversos tipos, tanto polvito disuelto en que se yó que cosa, provocaba lo que provocó en los dientes y muelas de mi bebé.

Cada vez que veía pequeños con sus dientecitos manchados escuchaba que era consecuencia de los anitibióticos, por lo tanto yo creí que sólo los antibioticos dejaban los dientes con ese resultado.

Cuándo estábamos en el cumpleaños N° 3 del Manu pude conversar un ratito con la polola de mi primo, ella es estudiante de odontología, es una chica super amorosa que está en su últmo año de carrera,  le conté que hacía poco Manuelito había tenido que ir al dentista.

Fue ella la que me dijo que abolutamente todo medicamento que le administramos a mi Manu le provocó una agresión en la dentadura y que por consiguiente requería mayor frecuencia en el lavao y un lavado de mucha calidad. Me dijo que ella siempre entrega este tipo de información en las clínicas que hace en sus prácticas en los consultorios periféricos como parte de la educación a la población que debe realizar como profesional de la salud... pero a mi nadie me dijo, me sentí tan ignorante, tan irresponsable, tan inconsecuente que tenía mezcladas la rabia, la pena y la culpa.

Lo peor es que me dijo que todo eso pude haberlo evitado, todo, todo, todo, las manchas, el deterioro, la silla del dentista y la traumante experiencia.

Afortunadametne Manu ya tuvo su tratamiento dental, costó sudor y lágrimas, entiéndase literalmente.

Ahora nos preocupamos con otros ojos de sus dientecitos, y lo mejor de todo, es que estos son de leche y en unos 3 a 4 años más los mudará por otros definitivos, que espero sean mucho mejores y que le duren muchísimos años.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Lavado de dientes

En cuanto al aseo dental de los niños siempre escuché "ellos aprenden por imitación", el cuento era que había que dejarlos solitos, que debía ser como un juego, así irían haciéndose el hábito.

Volviendo la película un poco más atrás, cuando le comenzaron a salir los dientes se los limpiaba con un cepillito utra suave, casi de juguete (para mí).

En la medida que fueron a pareciendo más y las muelitas hice más frecuente el lavado, esta vez lo realizaba mientras él estaba sentado en su sillita de comer. En esos días si que costaba uf! porque mordía el cepillo, yo tenía que poner mi dedo dentro de su boca (suavemente obvio) para producir un espacio en el que pudiera cepillar. Habían días en que lo olvidaba, lo reconozco, y no me hacía gran porblema por ello, de lo cual ahora me arrepiento.

Cuando fue más grandecito y podía enjuagarse ya era otra cosa, paradito frente al lavamanos, bueno no lo hacía muy bien porque se trabaga el agua jaja, pero al menos lo intentaba. En este período cometí el gran error de dejar que él se lavara solo sus dientes, era lo que él quería, no me permitía tomar el cepillo; cuando terminaba de lavarse yo procuraba volver a cepillarlo, pero no siemrpe resultaba bien del todo y la pataleta se asomaba sin hacerse de rogar, por eso abortaba la misión y quedaba "para el día siguiente".

Actualmente él se lava los diente solito úncamente en el Jardín Infantil cuando está en el baño junto a sus compañeros después del almuerzo. En casa tenemos que hacelo nosotros (mamá, papá, abuela), porque o si no es puro juego que puede durar fácil unos 10 minutos con la ropa bastante mojada.

De vez en cuando dejo que él se cepille, solo para ver como lo hace... pero aún le falta, es que se olvida de las muelas, para él existen solamente los dientes frontales y la lengua, ah! y los enjuagues son para ver cuan lejos puede llegar con el agua, si parece pileta de plaza, jajaja hasta a mí me da risa, pero intento no celebrarlo para no fomentale el juego.

En su historial de aseo bucal le he comprado cepillos de dientes sencillos, otros más llamativos, con Winnie, Pluto, el último de Hombre Araña con limpiador de lengua en el dorso. También le compré pastas de dientes de la película Rio donde sale Blue y Luis el perro... ah! al comienzo también le compré unas pecheras lavables largas que le llegaban hasta  el ombligo para que no importara si se mojaba (aún las tiene y aveces las usa)... en fin.

Ni por más que intento hacer un cepillado entretenido mientras le canto distintas caniones variando la letra "a a a mi perrito mal está, e e e...." nada sirve!!!!!! definitivametne no quiere lavarse los dietes. Cuando le digo que vamos al baño a lavar los dientes se niega rotunda y repetidamente, llora, grita, anoche hasta se agarró del umbral de una puerta...

Ojalá cada vez sea más fácil, que ese día llegue pronto y podamos tener una rutinamás gratas sin momentos tensos, que sean espacios más relajados.

Snif... pobre mamá, si pues también pobre mamá, si esta pega no nada fácil. Yo me llevo la piocha de mala de la película, cuando lo que más quiero es pasarlo bien con mi chiquitito.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Jueves trovero

Cuando yo tenía la edad de mi hijo, 3 años, me gustaba cantar una canción en particular.

Mi mamá me cuenta que me pedía cantar todo el tiempo la canción porque lo hacía con un sentimiento como si comprendiera la letra, pero... claro que no si después que teminaba yo preguntaba "qué es rebelde?"


Soy rebelde
Jeanette

Yo soy rebelde porque el mundo me ha hecho así
porque nadie me ha tratado con amor
porque nadie me ha querido nunca oir

Yo soy rebelde porque siempre sin razón
me negaron todo aquello que pedí
y me dieron solamente incomprensión

Y quisiera ser como el niño aquel
como el hombre aquel que es feliz
Y quisiera dar lo que hay en mí
todo a cambio de una amistad

Y soñar y vivir
y olvidar el rencor
y cantar y reir
y sentir sólo amor

Yo soy rebelde porque el mundo me ha hecho así
porque nadie me ha tratado con amor
porque nadie me ha querido nunca oir

Y quisiera ser como el niño aquel
como el hombre aquel que es feliz
Y quisiera dar lo que hay en mí
todo a cambio de una amistad

Y soñar y vivir
y olvidar el rencor
y cantar y reir
y sentir sólo amor


martes, 15 de noviembre de 2011

Salió sumado

En casa papá y yo somos de temperamentos fuertes y cada uno con sus propias ... ehhh... como lo digo... ya sé, usaré varios sinónimos... cada uno con sus propias mañas, manías, hábitos, costumbres, gustos, estilos, tendencias o posturas frente a distintos temas.

No por eso debieran pensar que somos muy diferentes, hay aspectos en la vida que compartimos bastante y suponemos que eso nos recuerda el por qué estamos juntos cada vez que tenemos nuestras diferencias.

Cuando estaba embarazada y Manu crecía dentro de mí, en broma yo decía que la genética entregaba una u otra cosa de los padres a las criaturas, esto según Mendel, por lo que yo esperaba que la guagua sacara el temepramento de uno de nosotros dos, pero que con la suertecita que nos gastamos seguro que la criatura salía sumada, es decir, que tendría el temperamento del padre + el de la madre juntos.... OH!

Que puedo decir a esta altura... parece que soy pitoniza... es que el Manu salió hermoso (como los padres), inteligente (como los padres), habiloso (como los padres), cantor (como los padres), sociable (como los padres), amoroso (com los padres) jajajaja, pero a veces con un genio de horrores también como los padres... ay Dios!!!!

jajajaja, estoy pagando mis culpas, jajajaja.

Intento enmendar lo que la genética nos provocó, pero pucha que cuesta!!. Caramba que niño tan voluntarioso, sinceramente hay días (sobre todo cuando estoy muy agotada de tanto andar corriendo de un lado para otro) en que la paciancia marca vacío y me convierto en un mounstro autoritario.

Pero si es que llego a la casa y comienzan los berrinches, con la más pequeña provocación. Por suerte al paso de las horas las aguas toman algo de calma y volvemos a ser los dos besucones que somos, claro que el conflicto vuelve cuando hay que ir a lavar los dientes antes de dormir (pero de eso hablaré otro día).

Solo quiero tener un gran huerto de paciencia para que nuca se me termine y que mi hijo comprenda que la obediencia debe aprenderla. Un trabajo para los tres.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Por qué todavía tengo 3???

Mi pequeño tesoro es como un mini adolescente, quiere ser mayor, pero también disfruta de ser un pequeñito cuando pone una carita de regalón y me dice "tómame en brazos".

Desde hace unos meses, yo diría que al poco andar de cumplir los 3 años (hoy tiene 3 años y 5 meses) me decía "Mamá, soy un poco grande y un poco chico", si hacía o debaja de hacer algo repetía "es que soy un poco grande y un poco chico"; eso parecía ser su consigna, la que lo mantenía con una conformidad super asumida, que incluso me parecia estar hablando con un a persona muy madura ... jaja mi chiquitito.

Al pasar el tiempo, hará unos 2 meses, que su postura sobre la vida comenzó a experimentar sus primeras interrogantes existenciales, jaja, ahora sus palabras no me daban una afirmación, si no que una pregunta, "Mamá porqué todavía tengo tres?" él no dice años, pero se está refieriendo a eso, y después viene la segunda parte "Cuándo voy a tener cuatro?".

Está empeñado en crecer, hace cosas que sabe que son riesgosas, claro eso lo hacen todos los niños, y él argumenta: si la Beba lo hace (la abuela), si mi papá lo deja acá, si yo también sé, si yo soy grande yo lo hago!

Me sorprende con alguna de sus peticiones "Mamá quiero un cumpleaños"... y no lo hace por tener regalos, o la casa llena de gente para disfrutar de una tarde entretenida. Le pregunto que por qué quiere un cumpleaños, entonces me dice que para apagar las velas, cantar cumpleaños feliz y tener cuatro. Es un muchachito tan hábil que me asombra con sus deducciones, las que suelta a cada momento, sin avisar, que medeja casi sin palabras, o sin argumentos en un sin fin de cosas.

Poco a poco deja de ser un bebito, su mente crece mas rápido que su cuerpo. Al principio hacemos un sin fin de cosas por entregar una buena estimulación al bebé, cantamos, le conversamos, le entregamos juguetes de colores vistosos, le vamos diciendo que y como se hacen las cosas... este es el resultado, nos sorprendemos.

Yo creo ahora comienza la parte más difícil y la más demandante en donde hay que ser muy responsable con las cosas que mostramos en nuestra convivencia familiar, en lo que le proyectamos, en definitiva en lo que somos.

No queda más que seguir alimentando este niñito en cuerpo y mente.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Cumpleaños N° 3

Este cumpleaños pintaba para perfecto pero fue casi un caos para mí, oh!

Estábamos en nuestra nueva casa, amplia, con buena iluminación, con las condiciones para recibir a toda nuestra gente y atenderlos como se merecen... pero...

... era la hora en que todos deberían llegar, es más era la hora en que los invitados empezaron a llegar y yo con un sin fin de cosas que aún quedaba por preparar!!!! me sentía completa y absolutamente colapsada.

Para aclarar, no soy de las personas que dejan todo para el final, me gusta ser puntual, no me gusta esperar ni que me hagan esperar. Así es que cuando me voy dando cuenta que quedaban apenas unos minutos para comenzar yo no daba más de nervios.

El Manu estaba con mi mamá, la tarea de ella era traerlo cuando todo estuviera listo y todo fuera una sorpresa. Esa parte resultó bien, porque llegó y vió la casa adornada y llena de globos.

Los primeros en llegar fueron mi cuñado y familia, así que ellos colaboraron, luego llegó mi ángel, en versión femenina, pero ángel al fin y al cabo, mi amiga de univeridad. Ella y su marido se apoderaron de mi cocina y se hicieron cargo de todo. Choripanes y completos. Son realmente dos amores.

Con el apuro hubo cosas que no alcancé a preparar, unas espumas de gelatinas de dos colores en copas adornadas, unas especies de canapés de completos, palomitas de maíz... pero en realidad a fin de cuentas su falta no se notó.

Todos lo pasamos bien, pero cuando estábamos comenzando con los niños en la mesa al Manu le dio sueño y se quería ir a dormir siesta!!!!. noo!!! sólo me faltaba eso!!!, jajaja... claro, ahora me da risa. No sé como logré convencerlo de que se quedara, finalmente se olvidó de Morfeo y disfrutó su fiesta.

Compartió con sus invitados, ofrecía suflitos a sus nuevas amigas (creo que será un galán), me decía: mamá, mira estoy compartiendo!! jajaja.

En un momento pasó algo que me gustó, papá me dice "Pame, dónde está el Manu?", claro yo atendiendo a los invitados a veces se me perdía de vista mi festejado, entonces lo busco con la mirada y no lo encuentro; voy a la cocina y no está, al baño y no está, a su dormitorio y ahí estaba subiéndose los calzoncillos porque había ido a hacer pipí en su pelela... cosita más linda, fue la primera vez que hizo solito sin ni siquiera avisar. Lo felicité, le di un beso y un abrazo, le pregunté si estaba todo bien, dijo que si, y cuando terminé de arreglarle la ropa quiso seguir en su fiesta.

En su torta había un Super Mario Bross... mamá me puedo comer la cabeza?... quieres el gorro con la M?... siiiiiiiiiiiii.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Jueves trovero

Mi niño adicto a la música está todo el tiempo diciendo "podríamos poner música en la radio, te parece mamá?". El tiene desde hace mucho rato sus compilados con lo que más le gusta y va descubriendo por ahí.

Por estos días tiene un CD con música de los videos del Cara de Papa que él mismo busca en Youtube. Así nos hemos ido haciendo de temas de Black eyed peas, Sarina paris, Jonas brothers, Indiana jones y otros.

Pero en el CD hay algunas canciones que no aparecen en esos videos de youtube, pero él los conoció hace tiempo, fueron parte de algún período de sus Top Ten. Ahí están The Beatles, con su "oh bla di oh bla da" y este otro que compartiré en este Jueves trovero... cuando pide ver el video le gusta la parte en que Ringo mueve la cabeza y dice "se volvió locooo" (min 1:47), lo que más me gusta es cuando la canta en su propia versión del inglés.


HOLA, ADIOS
por The Beatles

Tú dices sí, yo digo no.
Tú dices deténte y yo digo vamos,
Vamos, vamos, oh, no.
Tú dices adiós y yo digo hola.
Hola, hola.
No sé por qué dices adiós,
Yo digo hola.
Hola, hola.
No sé por qué dices adiós,
Yo digo hola.

Yo digo alto, tú dices bajo.
Tú dices por qué y yo digo
No sé, oh, no.
Tú dices adiós y yo digo hola.
(Hola, adiós. Hola, adiós.)
Hola, hola. (Hola, adiós.)
No sé por qué dices adiós, yo digo hola.
(Hola, adiós. Hola, adiós.)
Hola, hola. (Hola, adiós.)
No sé por qué dices adiós.
(Hola, adiós.) Yo digo adiós.

Por qué, por qué, por qué, por qué
Dices adiós, adiós? Oh, no.

Tú dices adiós y yo digo hola.
Hola, hola.
No sé por qué dices adiós,
Yo digo hola.
Hola, hola.
No sé por qué dices adiós,
Yo digo hola.

Tú dices sí (yo digo sí),
Yo digo no (pero quizás quiera decir no.)
Tú dices deténte (yo puedo quedarme),
Y yo digo vamos, vamos, vamos
(Hasta que sea el momento de irse), oh, no.
Tú dices adiós y yo digo hola.
Hola, hola.
No sé por qué dices adiós,
Yo digo hola.
Hola, hola.
No sé por qué dices adiós,
Yo digo adiós.
Hola, hola.
No sé por qué dices adiós,
Yo digo hola, hola.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Qué onda con los cuentos!!!

Me voy a convertir en una "indignada"...

A ver? qué onda con los cuentos de hadas, príncipes, princesas, duendes, animales y un cuantohay?

Es que haciendo un recorrido rápido por mi estantería interna de cuentos voy sacando la cuenta de que las madres son las malas de la película, las que toman pésimas decisiones, o sencillamente las grandes ausentes!... Que fatal!

Originalmente estas historias estaban llenas de actos salvajes y crueles que más bien eran de terror. Los reconocidos autores Charles Perrault, Hans Christian Andersen, los hermanos Grimm y otros más crearon sus cuentos tomando como base estos relatos antiguos dando cuerpo a historias muy distintas a las que conocemos, con una crueldad que aún se destacaba.

Ahora bien, desconozco la real razón por la cual suavizaron sus cuentos hasta el punto de lo que actualemtne conocemos.

Estoy super clara de que las princesas solo fueron felices para siempre en los cuentos y que el príncipe azul montaba un corcel blanco y vive quizás donde... ah, en un cuento.

Entiendo y estoy de acuerdo en que los cuentos deben tener contenidos que cumplan algún fin educativo: no mentir, obedecer, etc., Pero en que momento se les ocurrió dejarnos en las actuales condiciones, me refiero a las madres, es por lo menos "raro". Me pregunto sinceramente ¿Qué tendrían estos hombres contra las mujeres o contra sus madres?

Para muestra unos botones:

Blanca Nieves: Huérfana de madre, con una madrastra perversa.
Cenicienta: Huérfana de madre, con una madrastra y hermanatras malísimas. La jovencita va a una fiesta en donde las doncellas son elegidas como mercancía y ella es escogida. Al menos esta niña tuvo un Hada Madrina.
Hanssel y Gretel: Niños abandonados en el bosque por los padres, en donde la de la idea era la madre.
La Caperucita Roja: La mamá manda sola a la pequeña por el bosque... sola! se supone que era chica.
Pinocho: No tiene mamá, fue creado por su padre.
Bambi: A la madre la mata un cazador. Crece huérfano de madre.
Pulgarcito: Ababdonado junto a sus hermanos por los padres, la idea también es de la madre.
La Bella y la Bestia: Huérfana de madre, el padre la ofrece a la Bestia.
El Patito feo: Rechazado por su supuesta madre, por feo.
Rapunzel: Arrebatada por una bruja, otras versiones diecen que fue vendida por los padres a la bruja, uf!
La Sirenita: huerfana de madre.
Pocahontas: Huérfana de madre.
Mulán: Debe actuar como hombre.
El Jorobado de Notredame: Asesinan a su madre, lo esconden y matratan.

No quiero seguir... porque seguro encontraría más.
Sin embargo también hay algunas excepciones, pero alparecer estas hitorias no son tan antiguas... o me equivoco?
Dumbo: Madre amorosa que lucha por estar junto a su hijo.
Peter Pan: Madre cariñosa que entendía a sus hijos. La hermana mayor, Wendy también es muy maternal.
101 dálmatas: Madre cariñosa con sus cachorros y ama que cuida a su aminales maternalmente también.
Aristogatos: Igual que en los 101.
Mary Poppins: Mujer que acompaña a los niños entregando buenos consejos.
Toy Story: Madre preocupada por sus hijos.

Son las menos y varias de ellas son animales... pero en fin.

¿Qué onda con los cuentos?

jueves, 3 de noviembre de 2011

Jueves Trovero

Continuando con mi lado retro, que afortunadamente comparto con papá... es que los dos cantamos a todo pulmón las canciones de nuestros padres y otras que con toda seguridad pertenecen a nuestros abuelos. Por lo que nuestro hijo también llevará consigo esta cultura musical asociada.

Hay una canción que tiene 2 versiones, a nosotros nos gusta esta porque es un poco más osada, sobre todo para la época. La otra versión es de Raphael, artista que también es parte de nuestros queridos de ahora y siempre.
SALVATORE ADAMO
Mi gran noche
Cansado ya de aguantar a papá decidí emanciparme
Y lo hice así,
Una noche salí dispuesto a desahogarme
A un dancing fui con mi ramito aquí de color verde nilo
Mi noche fué, más que un trompo bailé y perdí casi un kilo

Bailé con chicas que estaban muy bien, que a uno le ponen mal
Pero ellas vieron que yo era también un tipo fenomenal

Como palomas a mi alrededor las vi revolotear
Aquella noche yo fui el cazador y el amor el palomar
Y sucedió que más de una cayó en su propia emboscada
El caso fue que las idioticé con sólo una mirada

Y qué iba a hacer, me negaba a querer y seguí el antojo
Si bien después con los aros de un juez los miré de reojo
Bailé con chicas que estaban muy bien, que a uno le ponen mal
Pero ellas vieron que yo era también un tipo fenomenal

Ya son las tres, estoy solo en el bar, camarero, otro whisky
Hagame el favor, quiero continuar aunque yo no estoy triste
Quiero otra vez poder fabricar los más bellos ensueños
Puedo pagar, un obrero yo soy, otra copa y me marcho

Bailé con chicas que estaban muy bien, que a uno le ponen mal
Pero ellas vieron que yo era también un tipo fenomenal
Bailé con chicas que estaban muy bien, que a uno le ponen mal
Pero ellas vieron que yo era también un tipo fenomenal
Bailé con chicas que estaban muy bien, que a uno le ponen mal