viernes, 20 de enero de 2012

Dado de alta ! ! !

Estoy muy contenta porque después de pasar por distintos médicos, con diferentes opiniones, después de una dieta estricta en que no ingerimos lácteos ni derivados por algunos meses, después de estar cambiando algunos hábitos alimenticios, después de estar observando los cambios en Manuelito, él estaría siendo dado de alta de su alergia alimentaria.

Al año de vida mi hijo vió por primera vez a su actual pediatra, el estudió su historial de salud, todo indicaba que él era alérgico a la proteína de la leche de vaca, no le hizo exámenes para confirmarlo, pero igual hicimos un tratamiento para ello.

Durante algunos meses ambos no consumimos lácteos ni sus derivados. Y por qué yo también? por hacer causa común?, pues no, porque yo lo amamantaba, la mía era su única leche y yo le transmitiría la proteína "aquella" a través mi leche... así es que ambos.

Pese a que no estaba confirmado el diagnóstico, él respondió fabulosamente al tratamiento de abstinencia. Durante algún tiempo intenté ver si ya estaba todo superado, entonces le daba leche de vaca, pero a los dos días ya lo tenía con una rinitis, tos de perro y sintomas asociados. Entonces? había que suspender nuevamente.

Poco a poco fue consumiendo algunos derivados, como manjar (dulce de leche) , chocolate o galletas (trazas de leche). Y ahí andábamos... regular no más, a veces no sabíamos si se había contagiado en el jardín con algún virus o era por el tema leche.

Manu es un niño delgado, mamá y papá también lo eramos cuando niños (situación que ha cambiado en los últimos años, jajaja), así que eso dejó a un médico (otro, no su pediatra) con la duda que podía ser celiaco.

Nooooooo, salir del susto de la leche para caer en el susto del gluten!!!!!! claro si cuando estás en medio esos diagnósticos te asustas!.

Vinieron examenes, para ver proteína de leche, celiaquía y la opinión de una gastroenteróloga pediátrica, de esas que tiene un título, especializaciones y demases más grandes que los tacos de sus zapatos.

Ella lo revisó, vió exámes, me hizo preguntas, vió historial....

Resultado: es un niño sano, no alérgico a la proteía de la leche de vaca y no celiaco!

Mi hijo a los 3 años 7 siete meses ha sido dado de alta.... FELIZ!

9 comentarios:

  1. Enhorabuena!! Por la buena noticia y por haber sido tan fuerte y constante. Algunos momentos han debido de ser muy duros. Un besazo también al peque que es otro campeón! ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Bien!! ¡Cuánto me alegra!! Meudo camino habréis pasado hasta llegar a este momento!!
    Beso

    ResponderEliminar
  3. que bien!!! no tenia idea que tu hijo tenia APLV, el mio igual, pero ya lo supero el año pasado cuando tenia como 1 año y medio, bueno aunque la doctora no me lo ha dado de alta oficialmente pues hace 6 meses que no vamos, jejej el ya come de todo, leche incluida, jejej

    me alegro que este bien, muchas felicidades!!!!

    ResponderEliminar
  4. Yaneth, muchas gracias, uno de los aspectos más difíciles es creer que esto existe y que la familia no crea que estás loca o que ers una exagerada.

    Por fin, cuando no sabíamos lo que Manu tenía, sólo creíamos que era muy pollo y se resfriaba con todo, resfríos que se complicaban, entonces los demás me miraban como fueramos de "mala calidad" (ideas mías supongo).

    Tocaya, MI hijo no fue diagnosticado con algún exámen formal, pero todo apuntaba para allá, si hasta el tratamiento le hizo el efecto esperado :)

    Saludos chicas.

    ResponderEliminar
  5. Cuanto me alegro! Una preocupación que os habéis quitado de encima!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Cómo me alegra Pamela!! Es una noticia realmente buena y esperanzadora que espero poder dar yo también dentro de poco.
    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  7. ¡¡¡Enhorabuena!!! Imagino lo felices que debéis estar ahora.

    ResponderEliminar
  8. Carol, si es una preocupación menos, sin embargo mis ojos continúan observando reacciones, ayer le compré un yogurt, se sirvió solo la mitad... a esperar que no ocurra algo.

    Silvia, claro que es esperanzadora, nosotros teníamos muchísima fe, yo me estaba adelantando al nuevo diagnóstico, ya me estaba dando cuenta que él estaba muchísimo mejor.

    Paula, estamos felicisímos, estoy comenzando a ofrecerle lentamente algunas cosas, pero su lechita de cabra no la queremos quitar,es que es múcho mejor que la de vaca.

    Saludos chicas.

    ResponderEliminar
  9. Hola Pamela, que alegria lo que cuentas, sin duda un relajo para ustedes respecto a estar constantemente vigilando lo que tu hijo come para evitar consecuencias...felicidades!!!

    ResponderEliminar