domingo, 25 de marzo de 2012

Mis vacaciones

Este verano 2012 fue extraño, algunos días el calor era altísimo, en cambio a la semana siguiente días nublados y algunos con lluvia... en fin.

Mis vacaciones comenzaron de zopetón, algunos días antes de lo que tenía pensado en el mes de febrero. Resulta que eran días un tanto intensos, mi salud había estado débil, los dolores de cabeza no paraban.

Una mañana de día viernes cuando me levanté, entré al baño sin pasar por el espejo, me toqué el rostro, pero cuando mis dedos pasaron por mi ojo derecho éste me dolió como si me pinchara algo, entonces me fui al espejo. Cuando me vi me asusté, tenía el ojo completamente rojo y algo inflamado, un derrame de los grandes lo cubría por completo. Me preparé para ir a trabajo.

Resulta que en octubre me había pasado lo mismo en el ojo izquierdo y no estaba dispuesta a esperar el tercer derrame el ma UCI. Lo sé suena alarmista, pero en mi familia materna los accidentes vasculares son más que abundantes.

Durante el trabajo, la luz me molestaba pero intenté avanzar lo más posible, entregué los pendientes a mi colega que me reemplaza y con la autirización de la jefa me preparé para salir de vacaciones.

Haciendo cuentas pude darme cuenta que no he tenido unas verdaderas vacaciones desde el 2008. El 2009 no tomé vacaciones porque me estaba incorporando de mi post natal, además mi espíritu estaba atormentado con depresión post parto. El 2010 tuve cerca de 10 días fuera del trabajo, los que no sirvieron de nada con el estrés que trajo el terremoto del 27 de febrero y todo los que nos acarreó en nuestra vida. El 2011 durante los pocos días de feriado me cambié de casa. Mis vacaciones siempre han sido menores a los 15 días hábiles legales, porque los uso durante el año cuando Manu está enfermo y debo cuidarlo.

Durante mi feriado legal del 2012 estuve practicamente en casa, pendiente de trámites municipales por la venta de la casa antigua, otros días de lluvia y algunos paseos a lugares cercanos.

Este tema no es muy del lado "mamá" pero viene de mi lado "mujer", supongo que lo largo cual desahogo de las emociones. Una parte de quere volver está en reconocer situaciones para entenderse.

Soy una mujer de fe, fe divina y fe en mí. Así que tengo fé que las próximas vacaiones podrán ser más variaditas y de esas que permiten desconectarse.

6 comentarios:

  1. Siiiii, te mereces unas vacaciones de verdad!!!! Me pasa lo mismo, y siempre me digo que las merezco. Sé que llegará, TIENEN que llegar, ¿cierto?

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡¡¡¡¡Te mereces unas largas y maravillosas vacaciones!!!!!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Amiga, eres tan buena persona, que Dios te prepara lo mejor de lo mejor!, ya verás!. TKM

    ResponderEliminar
  4. Cuidate mucho!! a veces nuestro cuerpo nos da avisos de "para!", así que aprovecha para descansar, ir al médico, y lo de las vacaciones, estoy segura que pronto podrás planear unas vacaciones como se merecen ;-)

    ResponderEliminar
  5. Natalia, siiii... TIENEN que llegar... algún día, jaja.

    Elva, yo también creo que me las merezco, pero que no sean taaaaan largas, que eso podría ser quedar sin trabajo, oh!!!!!

    Pauli, gracias por tus buenos deseos galla!!!!

    Bere, justamente tengo que prestar atención al cuerpo, él se comunica, solo que nosotras no le damos mucha importancia a sus llamados. Siii quiero planear unas vacaciones.

    Saludos a todas!

    ResponderEliminar
  6. esperemos que si, que pases unas largas y bonitas vacaciones. Saludos y feliz inicio de semana!

    ResponderEliminar