martes, 4 de septiembre de 2012

Abuso infantil

Estoy bloqueada, no he podido escribir hace días o semanas.

No he podido sentirme libre y alegre para hacerlo.

Los anuncios de denuncias de abusos sexuales en los jardines infantiles me tienen así.

No soporto los momentos en que mi mente imagina los que los padres mencionan (los hechos).

No puedo evitar que mi corazón se llene de ira, si IRA.

Siento mucha rabia, deseos de arañar, golpear, morder a los agresores hasta quedar exhausta.

Siento deseos de contener a esos niños y a esos padres.

Aún me siento triste, anulada, bloqueada.


8 comentarios:

  1. Hay cosas que no tienen justificación y son incomprensibles.
    Y hay gente completamente desquiciada.
    Que Dios nos proteja de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, ojalá nunca nos llegue un experiencia así.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Pamela:
    Amiga, comprendo totalmente tu sentir y lo comparto. No creo que exista nada más terribe, que los abusos a los niños, que se encuentran indefensos en las manos de sus abusadores...¡¡¡que injusto!!!. Yo se que da rabia... a mi también me pasa.
    Y bueno, hay que estar siempre muy alertas y como padres velar por el bienestar de nuestros pequeños... :)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están absolutamente indefensos, supuestamente esos adultos debieran ser las personas en quien ellos pueden confiar.
      Y los niños debieron seguir viendo sus rostros día a día y los padres también, sis saber lo que ocurría, cada vez que dejaron
      y retiraron a sus amados hijos.
      Es terrible.

      Eliminar
  3. Yo también me pongo mala cada vez que oigo algún caso y siento rabia e ira, mucha.

    Es algo que a lo que debemos estar atentos, pero sin obsesionarnos. Creo que enseñar a nuestros hijos desde bien pequeñitos puede prevenir.

    Ánimo!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se va la racionalidad y aparece el impulso. Observar, preguntar, escuchar, es tan importante!
      Saludos.

      Eliminar
  4. Hola Pam.
    ¿Que ha ocurrido? Desgraciadamente ocurren cosas así más a menudo de lo que nosotras imaginamos; injusto, doloroso, cruel...no hay palabras para definir a esta lacra. Solo podemos pedir a Dios que guarde a cada niño de este mal, difundir los síntomas para que todos los padres estén informados y luchar contra este mal.
    Un beso querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Michele, en los noticieros han contado de muchos casos de abusos en jardines infantiles y colegios, me han tenido muy mal.
      Por eso procuro no ver noticias, pero a veces no se puede evitar.
      Saludos.

      Eliminar