lunes, 29 de octubre de 2012

Postulando al colegio, parte 1

 
Corrían los primeros días de agosto y yo me apresuraba en ir al colegio que está a dos minutos de mi trabajo (caminando); y es que este establecimiento educativo fue en unos de los que consideramos como opción para cambiar a Manu. Retiré los formularios, llené y entregué en la feha indicada. A pesar que los pequeños van al Pre-kinder (primernivel oficial del Misiterio) igual tenían que dar un exámen de admisión, imagino que cada colegio querrá tener a los mejores exponentes, entonces "eligen".

Como he leído y escuchado del estrés que muchos niños experimentan en estos procesos de postulación, yo no quería que el mío pasara por esto y no le conté nuestros planes. Sólo le dije dos días antes que iríamos el sábado en la mañana a un colegio donde él dibujaría y debía decir su nombre, el nombre de sus padres y algo más. Que era un lugar bonito y que me gustaría ir con él. El resultado no se veía muy positivo, porque resulta que la criatura no mostraba entusiasmo y algunas veces me dijo directamente que "no".

Aquel día sábado la negativa se mantenía, llegando al colegio Manu se plantó en la entrada y se quería ir. Como pude me anuncié y lo llevé a unos juegos que ahí habían. Le expliqué que él pasaría solito y que yo estaría esperándolo cuando para cuando saliera. Se entusiasmaba más por jugar y seguía diciendo que no quería pasar; paro cuando lo llamaron se agarró a mí y se puso a llorar como si no conociese de colegios, le pedí que entrara, que solo sería un momentito muy pequeño... pero nada.

"Mamá me quiero ir de acá!"

Sin nada más que hacer, le dije a la encargada que no nos quedarímos y que muchas gracias, pero nos retirábamos; ella me pidió que esperara unos minutos porque algo quería decirme. Yo convencida que habíamos perdido la postulación viene la encargada y me dice si quiero volver el martes para tener otra oportunidad, rápidamente dije que si, si no la podía creer!.

Una vez en el auto, mi Manuelín adorado terminó con su pena, le regresó la alegría y nos fuimos. Al día siguiente le dije que podíamos ir nuevamente al colegio del caracol, un túnel pequeño donde los peques juegan (resultó que la vez anterior no pudo entrar ahí), ahora si estaba entusiasmado y quería que la profesora del lugar le preguntara cosas y le hiciera dibujar... ¡¡¡ Q U É !!!

El martes regresamos, pasó por el caracol un par de veces antes que nos llamaran, ahora tuvimos la suerte que pude pasar con él (eran solo 3 pequeñitos), claro que no dentro de la misma sala, através de los ventanales él podía tenerme dentro de su campo visual. Terminado el exámen, jugó en todo el jardín delantero, en los neumáticos, en el caracol, saltó y corrió en cada uno de los espacios... ahora  ¡no se quería ir!... quien los entiende, jejejeje.

Bueno, acá la lección la aprendí yo. Mi hijo tiene todo el derecho a estar preparado para hacer las cosas que le pido, y es que no lo preparé, al menos no lo suficiente.

En fin, ya dieron los resultados y quedo dentro de los seleccionados, pero aún falta el otro cole... y eso es en noviembre.

4 comentarios:

  1. Espero que puedan entrar en el colegio que desean! ya nos contarás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy deseosa de conocer más el segundo para poder comparar.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Pamela:
    Que estrés para los niños estas famosas pruebas de admisión...! y que penita someterlos, pero es que si no, no hay manera de ingresarlos. Me alegro de que finalmente, Manuelito quisiera dar la prueba y de que quedara seleccionadao (era que no jejeje).
    Bueno, esperemos que realice la del otro colegio y luego nos cuentes con que opción se quedarán.
    Mucha suerte y un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Mucha suerte! creo que Manuelito necesitaba primero conocer la escuela, por eso el segundo día fue tan tranquilo. Yo creo que el hecho de que les dieran una segunda oportunidad, ya es un buen punto para ellos, significa que entienden que los niños tienen sus propios tiempos y que es bueno respetarlos (espero no sea solo una impresión, jeje).

    Saludos!!

    ResponderEliminar