lunes, 10 de diciembre de 2012

Atrapada por la tecnología

Hace algo más de veinte años, cuando estaba en la universidad, evité lo que más pude los computadores, hasta que no tuve más remedio y debí ocuparlos. Luego mi madre insistió en comprar uno para la casa, yo le decía que no lo necesitaba pero ella decía que sería para ella, una mentirilla porque quedó en mi dormitorio. La gente hablaba de los chats, me alentaban para que conociera y yo dale que "no", pero luego si fui a los chats y conocí personas que hasta hoy están cerca de mí.
 
Con los discos compacto fue igual, intené defender mi preferencia por los cassettes, hasta que los equipos de música solo traían lector de CD, hoy tengo una buena colección de música en CD y otra importante cantidad digital en el pc.

Cuando comenzó el tema de los celulares, mi discurso era "que lo usen los que lo necesitan, yo no" y aguanté, aguanté hasta que por una cuestión de trabajo me compré uno.

Cuando comenzó el facebook yo no quería abrir una cuenta porque estaba con depresión y no quería responder a ese "¿Cómo estás?", pasó un buen tiempo pero finalmente entré a FB.

Oí a la gente hablar de Twitter, pero yo ni siquiera me interesaba en verlo como era.

WhatsApp fue lo mismo, ni negativa era mi primer acercamiento a las redes sociales.

De vez en cuendo llegaba a mí la palabra blog... y ahora soy una chica blogger, quien lo diría.

Durante años he puesto una barrera a la tecnología, ahora tengo netbook y celular con paquete de datos y estoy conectada todo el tiempo. Es que no pude resistirme por mucho tiempo... tiempo? Pues tiempo es lo que se necesita para estar ahí, en medio de la tecnología, tiempo que de una u otra forma sacamos de algún lado.

Como sea, me siento atrapada por la tecnología... me gusta... o quien sabe si ya me acostumbré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario