lunes, 4 de febrero de 2013

Yo hipotiroidea... los médicos

Debo decir que mi experiencia como paciente tiene un largo recorrido. Desde pequeña he visitado médicos en hospitales o consultas particulares por distintos problemas de salud. Para mí no es difícil sentarme frente a un extraño (la primera vez) y decirle a lo que voy. Así es como con mi "testeo histórico", he conseguido tener mis prefernecias según especialidad, ya sea oftalmólogo, otorrino, dermatóloga, etc.
 
Dentro de los médicos hay algunos a los cuales respeto mucho, reconozco en ellos profesionales responsables que ven al paciente con la seriedad que corresponde y son con los que me quedo. Sin embargo, con muchos de ellos viví una despreocupación en cuanto a la apertura frente al paciente, a escucharlo, a aprender de él o con él.

Y es que creo que no solo debieran quedarse con lo que dice un libro que escribió un sujeto en el siglo pasado o quizás antes. ¿Por qué son tan reacios a creer en las palabras de los que viven la enfermedad? Por qué no son capaces de relacionar lo que el paciente dice con el diagnostico conocido y/o realizado por ellos? Por qué se molestan tanto cuando nosotros como pacientes decimos que hemos comenzado a estudiar la enfermedad? Es como si les pusieras en sus asientes cartuchos con pólvora a punto de reventar.

A mí no me orientaron frente a mi hipotiroidismo, no me dijeron de que se trataba y como tenía que cuidarme. Me dieron malas indicaciones, me ignoraron frente a dolores que mencioné, se burlaron con algo a lo que aludí "la gurdura no tiene nada que ver con el hipotiroidismo, está más que comprobado, solo hay que dejar de comer tanto". Me siento decepcionada por muchos de ellos.

¿Por qué no fueron ellos quienes me ayudaron? ¿Por qué finalmente tenía que terminar callando cuando comenzaba a contarles lo que sentía? Aún me siento oprimida al respecto al no poder hablarles con libertad en el tema. Y es que se sienten atropellados... tal vez imaginan que los bajamos del sillón de dios en donde se sentaron solitos.

Yo debí buscar mis propias alternativas. Fui yo la que tuvo que reeducarse, aprender, observar, luchar... y ahora es tiempo de compartir.

4 comentarios:

  1. Me parece lamentable que tuvieras que sentirte asi, pero estoy segura que no todos son iguales.Aunque si coincido que hay muchos de ellos, yo me he topado con un par. Me alegra que encontraras tus aletrrnativas.
    Te mando un abrazo, feliz dia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Adriana, es parte de buscar alternativas en la vida.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Pamela, te felicito por haberte informado, y doblemente felicidades por compartirlo... estoy segura que a todas nos servirá tu experiencia, ya sea que tengamos esta enfermedad u otra... saber que es importante atender las señales de nuestro cuerpo, preguntar, leer...
    Abrazos :D

    ResponderEliminar
  3. yo tb soy hipotiroidea y he sufrido la no actualizacios de los correctos niveles de TSH de los médicos en España...

    Te he conocido por os viernes musicales, me quedo por aqui!!

    Buen finde!1

    ResponderEliminar