lunes, 11 de marzo de 2013

Entendiendo mi Oligoamnios

Cuando mi hjijo ya tenía medio año de vida o tal vez más tiempo, es que tengo algunas nebulosas, comencé a buscar información acerca de por qué se produce el oligoamnios, es decir la carencia de líquido amniótico en la placenta. Sólo encontraba esta condición con el desprendimiento de la placenta, lo que no me había pasado a mí.

Por lo que más tarde empecé a estudiar la placenta, en líneas generales su formación, crecimiento, funcionalidad y vida útil... esta era la parte más importante. La placenta nace, va creciendo, madurando hasta llegar a envejecer y esto es lo que me ocurrió, mi placenta se envejeció.

La placenta se nutre a través de dos arterias umbilicales que alimentan la placa coriónica, que son pequellas vellosidades (coriónicas) encargadas de realizar el intercambio de  y cuando estas pierden su vida útil comienzan a cristalizarse, se endurecen, mueren y la placenta comienza a envejecer.

Pero cuándo me pasó? cómo? por qué?... es aquí donde entran mis conjeturas y voy a partir relatando mi condición de salud y un evento que considero importante.

1.- Soy una mujer bastante alérgica y asmática, lo que empeora con la llegada de la primavera y la exposición a mucho polvo. Debido a mi condición de embarzada solo podía aplicarme algunos medicamentos antihistamínicos, como son el salbutamol inhalador y corfenamina maleato en comprimidos; los que realmente poco o muy poco me ayudaban. Viví faltándome el aire casi todo mi embarazo, acentuándose desde el mes 5 más o menos.

2.- En una fecha que no tengo clara, pero tal vez cerca de la semana 30, estando sola en casa me dio fiebre, me acosté y tapé, pero comencé a sentir un frío intenso que me hacía temblar y tener espasmos, yo lo conozco como terciana pero en relidad no sé bien como se llama eso. Estaba sola, no podía estirar mi mano para tomar mi teléfono y pedir ayuda, esa ambiguedad entre fiebre y frío me anulaba. Esto debió durar unos 20  minutos hasta que logré llamar por teléfono y luego llegó la ayuda.

Concluyo que:
1.- La falta de oxígeno limitó el normal funcionamiento de mi cuerpor en general, en donde mis requerimientos eran mucho mayores pues debía alimentar mis propios órganos y aquella gran placenta en la que había un bebé que estaba formándose y creciendo. Al tener poca disponibilidad de oxígeno esta se vio gravemente afectada y debilitada.

2.- Esa fiebre que no puedo olvidar que me inhabilitó por tan largo rato en la que mi cuerpo estaba tenso, rígido y contraido fuertemente por los espasmos, hizo que mi placenta sufriera algún tipo de "corto circuito" y desde ese momento comenzó a formar esos cristales que fueron cubriendo mi placenta.

Datos:
Cuando una placenta no ofrece al bebé las condiciones propicias para su crecimiento, el feto atiende a sus partes más vitales, como son el cerebro y el corazón, por lo que orina menos y va dismonuyendo el líquido amniótico.

Al comenzar mi embarazo yo estaba con sobrepeso, lo comencé con 76 kilos y me mantuve, mi bebé estaba bien, creciendo como las ecografías lo señalaban, pero el último mes bajé un kilo.

Con este razonamiento creí que podría volver a embarazarme sin correr ese riesgo a ciegas como antes. Tomando resguardos, conversándolo con mi ginecóloga. Volvían las esperanzas.

3 comentarios:

  1. Me parece muy bien que estés tan informada. Eso ayuda mucho a la hora de conocer nuestro cuerpo y para prepararnos para lo que pueda estar por venir ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yaneth, cada día me doy cuenta que nos falta tanto por aprender y por madurar, no importa cuantos años tengamos, cuantas experiencias tengamos o cuantas cosas veamos a nuestro alrededor. Siempre es necesario aprender más.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pamela
    Hola, me gustó mucho que te informaras y nos contaras tu experiencia, pero te cuento como matrona que no esta del todo correcta la información. Lo de la falta de oxigeno hacia tu hijo es cierto, es el principal riesgo que corre toda embarazada asmatica. Pero te cuento que eso no hace que la placenta funcione menos o que se debilite, sino que tal como tu dices el bebé redistribuya sus funciones favoreciendo las mas importantes, por lo tanto se puede producir el oligoamnios.
    Lo segundo es erróneo. Cuando el cuerpo cursa una infección el primer mecanismo para atacarla es la fiebre. Mientras más alta la fiebre, más esta luchando el sistema inmune con la infección. Y lo que tu conoces como terciana es un peak febril. El principal sintoma de la fiebre es TENER FRIO y una nunca tiene fiebre sola, simpre viene asociado a dolor de cuerpo, dolor articular y escalofríos (que es el principal mecanisco de como aumenta la temperatura). Lo que más probablemente sucedió es que estuvieras con 38-39 grados y te acostaste y ABRIGASTE! subiendo más aún la temperatura....
    Esto me gusta explicarlo para que puedas aplicarlo con tu hijo tambien :) en los niños se recomienda que con fiebre los tengas siempre desabrigados, aunque lloren y pataleen (van a reclamar que tienen frio), porque si los abrigas uno misma les hace subir la temperatura!!!! tambien se recomienda bañarlos con agua tibia para regular la temperatura cuando esten con mucho frío = mucha fiebre (nunca con agua fría ni paños fríos, porque eso tambien aumneta la fiebre al confundir el cuerpo con un cambio brusco de temperatura).
    Por ultimo, la fiebre no produce lo que llamas "cristales" en la placenta, son depositos de calcio que se forman de manera natural al ir envejeciendo. Lo que uno nunca sospecha es que la placenta tiene vida util! Obviamente existe el envejecimiento prematuro (con calcificaciones antes de las 34 semanas) o en el caso de un embarazo en vías de prolongación (sobre 40 semanas) que son muuuy abundantes y absolutamente normales. No sé a las cuantas semanas nació tu hijo, pero al momento del alumbramiento el medico o la matrona revisa que la cantidad sea normal para las semanas de gestacion.
    Espero que te esclaresca un poco la información. Me gusta mucho cuando las pacientes tienen ganas de entender lo que les esta pasando.
    Como consejo de matrona, embarazada y mamá... no creas todo lo que sale en internet, hay paginas que llegan a dar risa de las tonteras que dicen. Cuando no sé algo tambien lo busco, pero de todas maneras lo anoto y lo pregunto en el proximo control con el medico.
    Saludos, Victoria

    ResponderEliminar