jueves, 7 de marzo de 2013

Primer día del pre-kinder

El primer martes de marzo Manuelito dió cominezo a una nueva etapa, la que incluye cambio de colegio. Comenzó su educación preescolar establecida por los planes de educación en Chile.

A él le gustó el establecimiento desde el día que fuimos a la postulación, sobre todo por el patio grande en el cual podría jugar con los nuevos compañeros. Después de conocer los resultados de selección y confirmar que mi hijo estaba dentro de los seleccionados partimos a comprar el uniforme, se lo probó y estaba tan emocionado, más aún cuando supo que en algunas prendas irá su nombre bordado. Hace un par de días fuimos a una especie de supermercado de útiles escolares, ahí nos paseamos de lo lindo y escogimos lo que necesitábamos, claro que nos acompañaba una mesurada lista de materiales.

Conversamos con él en casa que pronto comenzaría su año escolar, esta vez en el pre-kinder, donde van niños de 4 años; luego correspondería el kinder (5 años) hasta comenzar su enseñanza básica (6 años) y ahí si que sería un niño muy grande!. El se mostraba entusiasmado, pero no ansioso o nervioso y eso nos tranquilizaba.

El primer día de clases, llegué a casa para llevarlo al colegio, estaba listo y me recibió con un salto y una sonrisa, fuimos a lavarnos los dientes, recogimos los matriales y partimos. Al llegar estaba emocionado, entramos a la sala, le puse su delantal, se sentó en una silla frente a unas mesas, pronto comenzaron a llegar más pequeños, la sala estaba llena de apoderados tomando fotografías, había  un ambiente algo revuelto, pero lo más imprtante era que los niños estaban a gusto.

Le dije que tendría que irme al trabajo, me dijo que si; le pregunté si quería que su abuela se quedara (nos acompañaba), me dijo que no. Se veía tranquilo, es que esa madurez se la da el conocer lo que significa un jardín, estar con otros niños de su edad, con una o más educadoras, juegos, cantos, potenciales amigos y el saber que pronto lo irán a buscar para estar nuevamente en casa.

Estoy orgullosa de mi hijo y espero que sea un buen cambio para él, que disfrute su vida como estudiante, que juegue, que aprenda, que conozca más del mundo.

Te amo Bebel.

6 comentarios:

  1. Buen paso el de Manuelito. En septiembre el piojo comenzará su andadura escolar, en España comenzamos a los 3 años. Sé que tras estar este año en casa y no haber ido a la guarde le va a costar despegarse de su mami, ¿quién será? je je je, pero seguro que luego irá encantado de la vida.

    besitos avainillados a raudales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que se extrañarán cuando él regrese al cole, y yo creo que debo sumar a Gabo que ha tenido a su compañero todos los días.
      Saludos.

      Eliminar
  2. que lindo Pamela me encanta cuando van al prekinder son exquisitos!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. No se si te pasa igual, pero yo siento como si Gabriel hubiera crecido de pronto... se que no es así, y es la costumbre de verlo a diario, pero hay momentos en que lo veo, y no entiendo como pasó tan rápido su etapa de bebe y su etapa de bebé que empieza a caminar... de repente ya es un niño!
    Jiji, sí es genial en ciertas cosas, pero a veces extraño a mi bebito!
    Abrazos para Bebel :D que le vaya super bien en su nueva escuela!

    ResponderEliminar
  4. Oh si Bere, me pasa muy seguido mirando sus fotografías colgadas de la muralla cuando era un bebito con las manitas cubiertas, cuando tenía más pelito cuando le comenzaban a salir los dientes... que lindo. Luego lo miro y lo veo tan grande.
    Gracias Bere, te contaté que él está de lo más encantado en su cole.
    Saludos.

    ResponderEliminar