lunes, 31 de marzo de 2014

Los médicos se fueron de vacaciones

 Fue una fatalidad encontrar un médico que hiciera ecografías en el mes de febrebro, es que a todos se les ocurrió salir de vacaciones en el mismo mes.
Llamé a todas las clínicas, centros médicos y consultas médicas, pero en casi todas me daban hora para marzo y yo no quería esperar tanto.
 Al comienzo me desanimé y hasta me desesperé un poco porque yo necesitaba saber si este embarazo estaba bien o no.

Cuando tenía las esperanzas marcando casi vacío encontré una hora, recuerdo que fue para un 14 de febrero en la tarde, dije que si inmediátamente, era un centro médico del centro de la ciudad. Llegamos todos: Papá, Manu y mi mamá para quedarse con mi hijo afuera de la sala del examen mientras yo entraba con papá.

Yo aparentaba calma, pero papá no tanto. Me ubiqué en la camilla, el médico me puso el gel, mientras yo le contaba "el real por qué" de la ecografía. Entonces él respondió: "no te preocupes, tu guagua está ahí"... OH!!!! se nos llenó la cara de felicidad, escuchamos sus latidos y estimó la edad gestacional.

Resultó que estaba embarazada de un pilluelo bebé que sólo se andaba escondiendo y además tenía la edad esperada. Ah! y que no le gustan los ecógrafos de baja resolución.

Recuerdo haber dichp que si no nos decidíamos por un nombre lo llamaría Valentín o Valentina, porque fue un 14 de febrero cuando se mostró.

1 comentario:

  1. Pamela, qué gusto leer esta entrada!! casi me da un infarto cuando leí la anterior, pero qué gusto saber que sólo fue un susto. Supongo que ya tienes a tu pequeño en brazos, pero me espero a la continuación :D abrazos

    ResponderEliminar