lunes, 7 de abril de 2014

¿Quieres un hermanito?

Con la alegría de confirmar que si esperábamos un bebé decidimos contarle a Manuelito que esperaba una guaguita.
Yo había tenido muchos malestares, razón por la cual debí muchas veces pedirle al Manu que no se me subiera en brazos o no se moviera bruscamente sobre mi, así es que nos sentamos los tres y le dije:
"Manuelito recuerdas que me dolía la guatita? que fuimos esta tarde al doctor para que me revisara? Pues resulta que lo que hay en mi guatita es una guaguita!".  Él abre los ojos, sonríe y dice "en serio?". Le preguntamos si le gustaba la idea de tener un hermanito o hermanita, emocionado con la noticia él se alegra un montón y nosotros también.
Esos día de incertidumbre habían pasado y podíamos vivir en pleno este embarazo.
 
Y a pesar que mi primera intención era contarle al Manu lo del bebé cuando la guata se me notara bastante, no pude hacerlo porque necesitaba pedirle que fuera un poco más suave conmigo, sus saltos sobre mí y sus desórdenes en la cama me hacía muy mal y me vi en la necesidad de decírselo casi desde el comienzo, pero fue lindo así porque la emoción la vivimos los tres por igual.

1 comentario:

  1. Estos piojos siempre sorprenden, tiene una simpleza de ver la vida que da envidia. Saludos!

    ResponderEliminar