martes, 19 de agosto de 2014

Frustración

Sin manos ni pies para el baile... a nadie doy en el gusto, si hablo o callo, si miro o si no lo hago.

Sé que soy dura, que no doy caricias a cada rato, que soy mandona, que no me gusta perder el tiempo repitiendo una y otra vez, pero sea como sea la situación soy criticada más temprano que tarde.

Pareciera que mi mundo funciona distinto, que los demás transitan a una velocidad diferente a la mía y eso no encaja... resultado... frustración.